...e n c o n t r a r_l o s _O r í g e n e s


La experiencia gráfica

(...) Conocí a Guido Di Tella, cuando todavía no funcionaba el Instituto, pero si tenía su fábrica. Recuerdo que no sólo me compró una obra sino que me dio mi primer trabajo. Esto realmente me tranquilizó y permitió seguir pintando, lo que era mi obsesión. A los 18 años estaba recién casado, ya tenía obligaciones y gracias a Squirru y a Guido Di Tella, pude continuar con lo mío. Porque cuando regresé de Montevideo en el 61, trabajé en Agens, la agencia de publicidad de los Di Tella. Desde afuera trabajaban Rómulo Macció, Ronald Shakespear y Juan Carlos Distéfano, después diseñador del instituto. Yo fui el primer dibujante que entró en la agencia, y recuerdo que sabía muy poco de publicidad aunque tenía, evidentemente, pasta para el diseño gráfico. Fue un momento de renovación de la gráfica y seguro que mi contacto con Rogelio Polesello y Luis Wells, hizo también que hubiera una influencia de la gráfica en mi obra de fines de los sesentas (...).

"En el ambiente plástico porteño el nombre de Pérez Celis es bien conocido y, pese a su juventud, ya estimado como real valor; pero en el de la publicidad quizás no haya trascendido como se merece. Culpamos un poco de esto, es indudable, al propio Pérez Celis que, volcado hacia su labor de pintor, grabador y muralista, no dedica a la publicidad todos sus afanes. Sin embargo, sus trabajos gráficos (...) tienen jerarquía, buena realización y se ubican dentro de la línea más moderna de la propaganda" (8)

(...) Si, para mí la gráfica siempre fue un hecho demasiado secundario a tal punto que mientras mis compañeros se llevaban trabajos a la casa, yo terminaba mi horario y entonces todo era la pintura. En un momento dado empecé a pintar en la misma agencia porque conseguí que Guido me encargara primero, un trabajo para una fábrica y luego, para otra. Entonces yo iba y en vez de hacer la gráfica me ponía a pintar. Pero, es evidente que ese era un momento en que la gráfica empezaba a tener una gran presencia y de algún modo, el tratamiento de mi obra estaba más cerca del póster que de la pintura. Creo que era algo inconsciente... algo que yo absorbía (...).

Arriba
Inicio
Siguiente
Copyright 2002 ® -Todos los derechos reservados, Pérez Celis / Diseñado por Barnews Research Group